Extradición de Andrés Roemer, la cuenta pendiente de Israel ante México

La Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJ-CDMX) presentó tres solicitudes de extradición al Gobierno de Israel en contra del académico Andrés Roemer, quien es acusado de violación y abuso sexual por al menos 11 mujeres.

En su mensaje semanal a medios, la fiscal capitalina, Ernestina Godoy, confirmó que ya se enviaron tres solicitudes de extradición y están en trámite otras dos, también por abuso sexual.
Con ello, la funcionaria reiteró su compromiso para dar justicia a las víctimas y confió en que pronto puedan dar información sobre el traslado del exembajador de la Buena Voluntad de la ONU.
Hasta el momento, Andrés Roemer acumula 11 denuncias en la FGJ-CDMX de las más de 60 denuncias públicas que hicieron varias excolaboradoras, después de la denuncia pública que hizo la bailarina Itzel Schnaas, en febrero.

Roemer evade la justicia

El pasado 2 de diciembre, la organización Nosotras para Ellas —la cual representa al 70% de las denunciante— informó que envió una carta al canciller mexicano, Marcelo Ebrard, para pedir una reunión y exponer el caso.
Lo anterior, luego de que se liberaron cinco órdenes de aprehensión, se giró una ficha roja de la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol), y se confirmó a través de videos y entrevistas de periodistas locales que el investigador está en Israel.
En la misiva, la presidenta de la ONG, Diana Murrieta, criticó que, a nueve meses de iniciar los procesos legales en contra del exdirector de La Ciudad de las Ideas, se demostró que «denunciar la violencia que ejerce una persona a quien actores e instituciones poderosas han respaldado y encubierto, trastoca intereses en muchos niveles».
«Las mujeres que represento necesitan tener la certeza de que las instituciones del Estado las respaldan en este acto de valentía. Esperamos contar con su invaluable apoyo y estaremos atentas a su amable respuesta», se lee en la carta.
Posterior a la reunión, Murrieta señaló que, del lado mexicano, se ha hecho todo el trámite legal para lograr la extradición, por lo que el avance del proceso recae en el Gobierno de Israel.