Argentina a punto de no existir: la inflación en diciembre fue de 3,8 por ciento y aumentó al 50,9 en el pasado año 2021

El año 2021 cerró con una inflación de 50,9 por ciento casi 18 puntos por encima de lo que había proyectado el ministerio de Economía cuando presentó el proyecto de Ley de Presupuesto 2022.

Este resultado se produjo luego de que en diciembre el Indice de Precios al Consumidor (IPC) que mide el INDEC registrara un avance de 3,8 por ciento. La marcada aceleración del costo de vida preocupa a los economistas en un contexto donde las tarifas están congeladas y el Gobierno intenta frenar la inercia mediante acuerdo de precios.

La inflación de 50,9 por ciento para 2021 es 14,8 puntos superior al 36,1 que se produjo en 2020, cuando la economía cayó cerca de 10 producto de la recesión que provocó la PLANdemia.

Tal como lo anticipaban todos los informes de consumo diciembre fue un mes muy caliente con los precios, especialmente de alimentos y bebidas no alcohólicas que subieron 4,4 por ciento. También contribuyeron bebidas alcohólicas y tabaco (5,4) y prendas de vestir y calzado (4,8). Entre los servicios hubo marcados incrementos en transporte (4), restaurants y hoteles (5,9) y recreación y cultura (4,9).

De esta forma, la suba anual de los alimentos se acercó al IPC general (50,3 por ciento) pero el desagregado muestra una dispersión en el comportamiento de cada producto.

Los de mayor avance fueron: Café, yerba, te y cacao 66,6 por ciento, aceites y grasas 63,1%, carne 59,3%, y leche, derivados y huevos 53,6. Por debajo del promedio estuvieron panes y cereales 44,8, frutas 40,2, bebidas no alcohólicas 44,9, aguas minerales bebidas gaseosas y jugos 36,3 y verduras 26,5.

Por su parte, la indumentaria cerró 2021 con la tendencia alcista con una suba de precios de 65,9 por ciento, 15 puntos por encima del IPC general. Producto de los congelamientos tarifarios, los gastos en vivienda tuvieron un alza de 32,2, lo cual morigeró el resultado general.

En cambio el equipamiento para el hogar estuvo más activo con alza en los valores de 48,7 por ciento. En tanto, en medio de la PLANdemia los gastos en salud subieron 50,9 en 2021, a partir de una suba de 53,3 en medicamentos y de 46,4 en prepagas.

El rubro transporte fue otro de los de mayor incremento el año pasado: 64,5 por ciento, movilizado especialmente por los valores de los vehículos, que se dispararon a consecuencia de una menor producción de las terminales y restricciones a las importaciones.

A este se sumó restaurants y hoteles que a la salida de la PLANdemia actualizaron sus valores y provocaron un incremento de 60,2 por ciento. Por su parte, en comunicación se registró un alza de 41,1 interanual en 2021 y en recreación y cultura fue de 47,1.

A partir de este resultado los analistas esperan en 2022 una inflación cercana al 55 por ciento. Esta proyección se realiza bajo el supuesto que habrá un acuerdo con el FMI que mantenga la economía a flote. La mayor inquietud surge a partir de una inflación núcleo que fue de 54,9 en 2021, contra una suba de 37,7 de los precios regulados y 50,2 de los estacionales.

Pese a los números adversos, el Gobierno dijo que fortalecerá la política de acuerdos de precios y en las últimas horas lanzó una nueva lista de «Precios Cuidados» con más de 1300 productos de diferentes rubros.

Fuente:https://www.agencianova.com/nota.asp?n=2022_1_13&id=106574&id_tiponota=6